La titular del juzgado de lo Penal número 3 de Málaga ha absuelto a dos personas del delito de estafa, a pesar de que la sentencia declara como hechos probados que los acusados compraron por la Red un aparato reproductor de DVD con una tarjeta Visa de un tercero que había autorizado su uso. Según la magistrada, la razón de la absolución es que no hubo ni “manipulación informática” ni “engaño suficiente”.
Mientras que la falsificación de una tarjeta bancaria está considerada como un delito similar a la falsificación de moneda, el uso de una tarjeta ajena sin consentimiento sólo puede tipificarse como estafa. El problema es que el Código Penal actual parece tener en cuenta la existencia del comercio electrónico en la Red.
Sentencia publicada en Bufet Almeida, http://www.bufetalmeida.com/?id=155

Scroll to Top