Comunicación social, esa asignatura pendiente

Las empresas tienen la obligación de administrar los recursos y de ser innovadoras. La cuestión es para qué y cómo deberían estar y desenvolverse en los medios sociales. ¿Se puede permitir alguien quedar al margen? No es que puede, debe. Todas aquellas empresas, organizaciones o grupos donde cualquier comunicado externo deba ser aprobado y en las que suele ocurrir que ese ‘visto bueno’ no llega de la cúpula o del gabinete legal nunca antes de 48 horas, deberían evaluar con mucho cuidado el impacto de su nueva comunicación.

LOS 14 MANDAMIENTOS

Se supone que publicamos contenidos para que alguien los lea, por lo que m

Scroll to Top